QUERERTEEn este caminar contigo:El quererte es la forma prodigiosa donde recojo el fruto vertido de tus ojos.Donde...

Posted by Gerardo Omaña Márquez on viernes, 13 de marzo de 2015
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10205208030572718&set=a.1151414337920.2023990.1004463299&type=3

" data-width="500">
QUERERTEEn">https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10205208030572718&set=a.1151414337920.2023990.1004463299&type=3">QUERERTEEn
este caminar contigo:El quererte es la forma prodigiosa donde recojo el fruto vertido de tus ojos.Donde...Posted by Gerardo">https://www.facebook.com/people/Gerardo-Omaña-Márquez/1004463299">Gerardo Omaña Márquez on viernes">https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10205208030572718&set=a.1151414337920.2023990.1004463299&type=3">viernes, 13 de marzo de 2015

DE COMO ROMPO TUS SUEÑOS


 
 


 Me gustaría moldear el barro para entregarte vasijas de esperanza.
No romper los envases donde las flores denotan tus querencias y tu imaginación son sus colores.
Pero mis manos deshacen tus sueños mientras una y mi...l veces represas la esperanza.
Y te miro con ojos suplicantes mientras tus labios despliegan la sonrisa.
Una vez más intento reponer el daño mientras me acoges en tus brazos y mi lágrima rueda por no saber amarte.

INSTANTES




 Tal vez tengamos que añorar instantes de esa noche,
de aquellos que nos impregnamos con ansias de los besos rondando en nuestros cuerpos.
Instantes que el recuerdo no borra en la memoria porque formaron la historia de dos durmiendo en las orillas de un lago y un viento suave deletreando maravillas.

DISTANCIA



 
 El viento que viene de espejismos
trae a mis manos el color de muchas flores.
...
Se plasman primaveras que acoplan en mi alma
las huellas que te nombran sintiendo lejanías
que encienden mis sentidos.

CONFIESO TU SILENCIO


 

Te asumo en tu silencio lejano de mi espacio. Te grito desde lejos sin que escuches mi suplica sugiero que quizá mi clamor no te llega o es que en tu pecho dolido el amor no salpica.
El hilvanar de todo se reboza en mi alma y llegas en puntadas zurciendo melodías como ave de un sueño que me deja la calma o la voz que en las noches tranquiliza mis días. 
asumo tu silencio remoto, frío y callado. Quizás estés llorando como ave herida y sola. Quizá no escuches mi voz de enamorado mientras voy esperando a que mueran las horas.
Tal vez si compartiéramos tu tiempo en mi destiempo
 buscando compartir en las miradas el brillo de los ojos
no sería tanto el silencio ni estaríamos tan solos.
Te acepto en tu silencio lejana de mis días, remoto el sentimiento, cercano el desencanto. Tal vez un a sonrisa nos llene de alegría y se borren las lágrimas de este triste canto.

 

 

ALEJATE



A veces venías pero solo siempre estaba.
Odiaba tu presencia, tus cercanas manos queriéndome tocar, tu invasión de mi espacio, tu deseo.
Ya no quería tu cuerpo ni el perturbar de mi soledad.
Quería abandonarme a mi oscuro cuchitril donde puedo llorar sin que me asalte el miedo de ser cursi.
Ya no quiero sentir tu respirar ni que mi sangre crepite en los deseos de una pesadilla, donde al despertar, mis ojos te miren iracundos. 

 

SEREMOS


 

Tal vez seremos sombra de una luz que se extingue sobre los senderos que asfixian los jadeos cansados, mientras la luna nos alumbra el llanto.

Tal vez seamos un cause solapado para esconder las penas que llevamos dentro, o aquella cumbre inalcanzable por la flaqueza de los sentimientos. Seremos la palabra muda que ya no resuena porque nadie escucha y el viento la lleva... dejándola  etérea.

Seremos cual flores que mueren marchitas sin agua y sin savia de tanta tristeza. Seremos olvido por los sueños muertos que nunca pudieron levantar el vuelo pues en su locura de tanto desvelo quedaron desnudos en el mismo suelo.
Seremos un adiós en cada despedida, el último abrazo que nos deja heridas, la última huella de tantos senderos y el último miedo en el ay! del muero

CUANDO EL AMOR MUERE


 

Quien podrá entendernos cuando solos estemos.
Cuando el amor y la esperanza solo sean palabras perdidas en la multitud, que tampoco entiende por ser errante y lejana.
Nadie llegará con el consuelo a las almas rotas y en el denuedo de los días, seguiremos con las manos vacías y los ojos mirando la tristeza.
No habrá quien nos aparte de la tumba silenciosa, ni del tormento anudado en un corazón que ya ha perdido el sueño y transita jadeante por el mundo.
Nadie entenderá que en el morir/viviendo nos volvimos simples luchando con la muerte, incapaces de surgir como una llama desde un rescoldo que se apaga lentamente.
Se perderán las huellas de los días felices, de las noches de amor y de ternura, del querernos sabiendo que sabíamos cual era el fruto del amor eterno.
Ya nadie entenderá que somos nada, que estamos solos bajo la noche estrellada, bajo una sombra que no nos deja ver la aurora de un mañana, de un instante en oración para apoyar los labios que claman a Dios, diciendo en su silencio que el amor murió.

SON NOCHES





Son noches largas como guaridas donde los ojos parpadean, donde el silencio es el estruendo del insomnio, donde la mente sucumbe al imposible con dolor de incertidumbres y el tedio se sumerge en nuestros huesos como plomo.
  • Son noches de alarido en nuestras almas buscando comprender lo irracional en las palabras, en el sentir de esa tristeza que se ovilla en nuestros pechos para dejarnos sin calma en un tiempo detenido que llovizna crueldad y pesimismo.
  • Son noches largas donde el pensar es vano, donde todo es vacío y se nos van de las manos el amor y la esperanza, donde el alma escapa siguiendo los pasos de la sombra que nos hiere y nos trasforma.
  • Son noches del pensarte para morir/viviendo en el posible adiós, o en el encuentro bello de un día en que amanezca conmigo entre tus brazos borrando ese dolor.

  • MECIENDOME EN LA VIDA





    Aquí estoy meciendo un alarido buscando tu sonrisa a través de los rencores que mitigo para seguir mi vida lacerante y bella.

    Como una oración muy taciturna cuando se opaca la hoguera
    que me lleva a las sombras.Que me mece entre sonidos de un canto casi mudo en las silentes mañanas oteando en las ventanas.

    Que casca mi existencia y a ciegas despoja mi salida donde buscaba tu mirada y sangraban mis heridas, porque la vida me sobrepasó sin mitigar la pena ni sentir mi llanto, dejando cicatrices en el alma.

    Porque fluyo entre la orilla de una playa y el fondo de un mar donde mi grito se eleva para auyentar las sombras.